Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2015
Imagen
No sé si se han fijado (y en realidad espero que no lo hayan hecho) pero en su cuello,  no justo al centro, sino un par de coordenadas a la izquierda,  hay un lunar. 
Mucha gente usa el tópico de hablar de lunares, los convierten en poesía e incluso están empeñados en caminar sobre ellos. Como si se pudiera.
A mi no me hace falta caminar sobre ellos,  ni siquiera sé si tiene más, ni dónde están.
Pero sé que ese lunar en concreto a veces me habla.
A veces está claro como sus ojos, a veces oscuro como nuestras intenciones. En los días más grises me dice que apoye mi mejilla en él,  que no lo deje solo. Otras veces dice que lo bese, y yo no puedo evitarlo, y le hago caso.
Muchas veces se da cuenta de que mi corazón se enfría, mi temperatura corporal baja, me entra el miedo a perder(me), y empiezo a exhalar tantos adiós como respiraciones tengo.
Entonces me acurruca, me pasa la pierna por encima y me dice que no pasará nada,  que pasará alguien, que será ella, y que si me arrolla, será a besos.
Y yo me la creo, porq…