Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2014
Ahí está.
Me sonríe. Tal vez lánguidamente, tal vez con picardía, tal vez con sincera felicidad. Pero al menos me sonríe.
Tiene color. Puede tenerlo, me digo a mí misma. Si yo quiero, puede tenerlo. En realidad, si yo quiero, puede ser como a mí me de la gana. Puede ser blanco. Puede ser negro. Puede estar quemado como Ícaro cuando se acercó al sol.
Me tiende la mano, que miro con desconfianza. ¿Puedo? Claro que puedo. ¿Me atrevo? ¿Qué me espera? ¿Qué no me espera? ¿Quién si? ¿Quién no?
Recelosa, miro a mi alrededor. Todos los demás han agarrado la mano con fuerza y caminan delante de mí sin mirar atrás. Soy la única que permanece parada, inquieta, preguntándome si soy capaz de seguir adelante.
Casi no he terminado la pregunta e instantáneamente ya sé la respuesta.
Claro que puedo. He podido. Porque le solté la mano al pasado, y ahora puedo hacer lo que quiera.
Sonrío, con seguridad, con aplomo, con la mejor sonrisa que sé poner, la más sincera, de las que la luz te llega a los ojos e…
Imagen
''Las máscaras te sientan bien, pero esto no es un baile de disfraces''